dimecres, 21 de novembre de 2012

Catalunya: Cospedal filóloga y otras sandeces...

Decía Cospedal estos días, durante su visita electoral a Catalunya, en un intento de montar un ingenioso juego de palabras, algo así como que el apellido de Artur Mas no se corresponde con la naturaleza del candidato, ya que "en vez de sumar divide". Me parece que la señora Cospedal debería hablar con el señor Wert, para que, en su calidad de ministro de educación, la españolice un poquito en lo que a sus conocimientos de castellano se refiere, por aquello de que el adverbio "más" (al que me imagino que se refería) se escribe con acento y, como es evidente, no creo que tenga nada que ver, etimológicamente hablando, con el significado del apellido del candidato convergente ya que, si no me he informado mal, se desconoce el significado (igual que una gran parte del programa de CiU, por cierto). Tal vez, la señora Cospedal ha indagado sobre el tema y quiere compartir el resultado de sus pesquisas por aquello de amor a Catalunya que, últimamente, tanto procesa el PP (andemos con ojo, que hay amores enfermizos y posesivos que acaban muy mal...). Su declaración está en perfecta sintonía intelectual con otras perlas como los 3.000 años de historia de España de Esperanza Aguirre: era tal el avance, que en la edad del bronce ya se inventó el Estado moderno y los fenicios andaban alucinados y muertos de envidia, como los catalanes… Y no podemos olvidarnos de la equiparación entre independentismo democrático y holocausto nazi, hecha por Marcelino Iglesias, ayudando al debate desde las filas del otro gran partido estatal.

Yo creo que todo esto es un montaje de las fuerzas vivas de la charanga y la pandereta para comer la moral al Candidato de ERC, Oriol Junqueras, de formación historiador, dado que -con tanta encuesta- los dos grandes partidos mesetarios deben andar muy excitados por el segundo puesto (por motivos bien distintos) en el ranking electoral del día 25. Lo cierto es que el grado de sandez, durante esta campaña está alcanzando límites estratosféricos y, en el fondo, puede que al final tanta tontería no nos deje ver cosas tan tangibles como el drama cotidiano que significan los recortes -y la austeridad dogmática- para toda la ciudadanía (por cierto, a estas alturas de la campaña, la única formación parlamentaria que ha puesto el debate en estos términos de una forma clara ha sido la candidatura encabezada por Joan Herrera, ICV-EUiA). Si al final, con tanta distorsión,  no cotejamos bien los argumentos y damos la mayoría absoluta a CiU, me pregunto cuánto durarará la escenificación “poli bueno-poli malo” entre CiU y el PP y, me temo, que no demasiado: en esa tesitura, no tardaríamos mucho ver a Artur Mas cambiar la estelada por las tijeras, y seguir recortando hasta que no quede ni un atisbo del Estado de bienestar. Sería aconsejable seguir movilizados y, el domingo, romper -desde la izquierda- la estrategia mesiánica y oportunista de CiU, recogiendo el testigo de las calles el 11-S y el 14-N. Que tinguem sort…

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...